¿Por qué la UE vigila de cerca a Google por Android y...

¿Por qué la UE vigila de cerca a Google por Android y no a Apple por iOS?

61741
Compartir
Tiempo de lectura: 3 minutos

La Comisión Europea anunciaba esta semana el pliego de cargos presentado contra Google, en el que acusan al gigante tecnológico de tres prácticas concretas en las que consideran que Google, con su Android, no cumple las normas comunitarias antimonopolio. Desde que se abriera el caso hace ahora ya un año, cada vez que tratamos el tema surge una pregunta recurrente: ¿por qué la Comisión investiga a Google por Android y no a Apple y su iOS?

La respuesta la tenemos en los propios cargos que ha presentado la Comisión, en la que se acusa a Google de abusar “su posición dominante” en el mercado de los sistemas operativos móviles para promocionar otros de sus productos o para intentar impedir el uso de los de la competencia. En la Ficha informativa del caso, el organismo europeo “considera que Google es dominante en los mercados de búsqueda general en Internet, sistemas operativos móviles licenciables y tiendas de aplicaciones para el ecosistema del sistema operativo móvil Android”.
En concreto, y según las cifras que ofrece la Comisión en dicho documento, la búsqueda de Google supera el 90% de las búsquedas o incluso más en todos los países miembros. Con la Play Store explican cifras similares: más del 90% de las apps descargadas en Android proceden de la Play Store. Por todo ello, aseguran, tienen una posición dominante en todas estas categorías.

Además, “Android se utiliza en casi todos los smartphones y tablets de precios más bajos, que son comprados por la mayoría de clientes”, y tiene más de un 90% de cuota de mercado, haciendo referencia a sistemas operativos licenciables. En general, y considerando todos los sistemas operativos móviles (no sólo los “licenciables” a terceros), Android posee una cuota de mercado global del 80%.

LA UE ASEGURA QUE ANDROID TIENE MÁS DEL 90% DE CUOTA DE MERCADO EN LOS SO MÓVILES LICENCIABLES, POR LO QUE ES “DOMINANTE” EN ESTA CATEGORÍA
El tener dicha posición dominante no es algo ilegal, pero conlleva unas obligaciones reguladas por ley cuya misión es asegurarse de que la empresa en cuestión no aprovecha esta ventaja para “forzar” a usar sus otros servicios. La Comisión considera que Google se vale de su posición dominante precisamente para promocionar sus propias soluciones y perjudicar a la competencia, acusándoles de obligar a los fabricantes a preinstalar una serie de apps en sus dispositivos, de impedir que se instalen “forks” de Android y de pagar dinero a los fabricantes por preinstalar Google Search de forma exclusiva.

Las diferencias con Apple

A partir de lo que hemos comentado, las diferencias con Apple son claras. Sí, Apple preinstala unas aplicaciones por defecto en sus dispositivos, pero en primer lugar no tiene una posición dominante en el mercado, por lo que no estaría abusando de su posición dominante. Además, en segundo lugar, iOS no es un sistema licenciable: Apple no fuerza (de nuevo, siempre según las acusaciones de la Comisión Europea) a que otros fabricantes les otorguen la exclusiva de apps ni la exclusiva de sistemas operativos… simplemente porque no hay otros fabricantes.

1366_2000

¿Y si Apple tuviera más del 90% de cuota de mercado? La cuestión sería diferente también en este caso. “Apple no licencia su sistema operativo”, decía Margrethe Vestager, Comisaria de Competencia, cuando le preguntaban al respecto. Con ello quiere decir que ellos mismos fabrican sus dispositivos, les instalan un determinado software (iOS) que no licencian a terceros, por lo que para Vestager sería un caso distinto que habría que estudiar de otra forma. No han querido precisar mucho más.

Realmente, la clave reside en ser el actor dominante del mercado. Por eso, y aunque Windows Phone también sea un sistema operativo licenciable que preinstala sus propias apps, no se encuentra bajo investigación. Ya lo vimos también, por ejemplo, cuando la Comisión anunció otro pliego de cargos contra Google por dar prioridad a los resultados de Google Shopping en su buscador. No, la Comisión no está investigando a otros buscadores, como puede ser Bing, porque no cumplen la condición necesaria de tener una amplia cuota de mercado.