¿Estás embarazada? Estás despedida…

¿Estás embarazada? Estás despedida…

No permitas que el desconocimiento acabe con tu puesto de trabajo.

17044
Compartir
Tiempo de lectura: 3 minutos

Foto de Chris Benson en Unsplash

Cuantas veces habremos escuchado que le ha pasado esto a alguien cercano o incluso a nosotros. Hoy quiero dar un poco de luz a este tema que, por desconocimiento o por falta de sensibilidad de algunos, afecta a muchas mujeres en su vida laboral.

Esto lo estoy escribiendo por recientes casos de embarazos en mis amistades mas cercanas, y quiero que sirva, no para alimentar ninguna polémica, si no para ayudar tanto a las futuras madres como a las empresas mal asesoradas a abordar esta nueva situación que se presenta y llegará en poco tiempo

Desde hace unos años en España tenemos una legislación que protege enormemente, y con razón, a todas las madres trabajadoras, recordemos que estar embarazada no es estar enferma.

El caso es que muchas empresas ponen como requisitos previos a la firma de un contrato la condición de que la empleada no se quedará embarazada mientras dure su actividad laboral en la empresa, cosa que aparte de perversa es una invasión de la intimidad de las afectadas, algo parecido pasa con las prohibiciones que ponen algunas empresas a que no se pueda mantener una relación sentimental con algún compañero o compañera de trabajo con el pretexto de que esto afecta a la productividad de la empresa… en fin, ya hablaremos de eso otro día.

Mucha es la ilusión que ponemos cuando esperamos un bebé, pero llega el momento de comunicarlo a la empresa y nos invade el miedo a la reacción que tendrá nuestro jefe al conocer la noticia, no quiero generalizar con esto, pero en general el miedo existe. Evidentemente esto se regula de forma diferente en distintos países, yo me centraré en España.

Tranquilas futuras mamás, vuestro puesto de trabajo no puede perderse por motivos de embarazo, es más, la empresa está obligada a mantener dicho puesto, seguro que muchas pensaréis que esto a muchas empresas les da igual, pues bien, en caso de despido seria considerado núlo y tendrían que readmitirte y hacer frente a los pagos que suponen tu sueldo y las cotizaciones a la seguridad social con carácter retroactivo

Y, ¿que pasa cuando llega el momento de la baja por maternidad?, bien, esto es muy simple, desde el momento en que se produce esta baja, bien sea por riesgo en el embarazo dependiendo de tu puesto o bien sea porque tienes un embarazo de riesgo, el sueldo de la empleada lo soporta la Seguridad Social, y la empresa no pagaría ni un solo euro de tu sueldo, pero si que tendrá que hacer frente al coste de tu cotización a la seguridad social.

Existe una salvedad que muchas personas y empresas desconocen, tu puesto de trabajo puede ser ocupado por una persona que te sustituya durante el periodo de baja, por tanto, para la empresa es un beneficio porque en ese caso se ahorrará tu parte de seguridad social y también la parte de seguridad social de la persona que te sustituye, con lo que la empresa únicamente tendrá que hacer frente al salario de la persona que te sustituye. En el momento en que tu baja por maternidad se acaba, la persona que te sustituía tendrá que abandonar el puesto de trabajo siendo tu quien lo ocupará, la empresa no puede negarse a ello.

Estas políticas han permitido que tanto empresas como trabajadoras se vean beneficiadas de esta nueva situación.

No tengas miedo a decir a tu jefa o jefe que estás embarazada, no es nada malo, siéntete protegida.

Si tienes alguna duda un poco más concreta, puedes hacérnoslo saber escribiendo en la caja de comentarios o  enviando un email a info@esferablogger.com, nosotros intentaremos ayudarte en todo lo que podamos