En McLaren son optimistas: “Sabemos ya que el coche es mejor que...

En McLaren son optimistas: “Sabemos ya que el coche es mejor que el pasado año”

13485
Compartir
Tiempo de lectura: 4 minutos

McLaren mantiene el perfil bajo, pero las 84 vueltas de ayer, la información recogida y las primeras impresiones de Button confirman la progresión del monoplaza británico.

Para los estándares del proyecto McLaren-Honda, 84 vueltas en una primera jornada de pretemporada pueden considerarse un éxito. Cinco giros más que en los primeros cuatro días de Jerez, en 2015. Los tiempos, por el momento, están en segundo plano. Porque primero McLaren necesita comprobar está en el proceso de comprobar hasta qué punto se curan sus problemas. Luego vendrá corroborar cuál es el listón de competitividad frente a los rivales. Pero si algo se transmite desde McLaren en Montmeló es una sensación de progresión, aunque con matices.

Jenson Button marcó el sexto mejor tiempo –con gomas blandas- y completó 84 vueltas. “Todos los números que hemos encontrado en el coche se correlacionan con lo que esperábamos, –explicaba ayer Éric Boullier- y si basas tu trabajo y expectativas invernales en las simulaciones es una buena señal. Significa que nuestras herramientas funcionan adecuadamente, así que sabemos que el coche ya es mejor que el pasado año”. ¿Cuánto? Aún está por ver.

“Sólo íbamos a hacer comprobaciones”

“Asegurar que los sistemas funcionaban correctamente, las herramientas también, y que la información se recogía correctamente” era el programa para la primera jornada de McLaren. El MP4-31 tuvo algunos problemas técnicos con algunos sensores a primera hora, pero Button luego pudo acumular 35 vueltas por la mañana. Por la tarde se amplió hasta las 84 totales (cuarto mejor registro de la jornada) concentrándose “en la comunicación de boxes al coche y al funcionamiento de la telemetría, correlación del nuevo paquete aerodinámico y pruebas de diferentes modos de la unidad de potencia”.

“No vamos a por tiempos, estamos concentrándonos en comprobaciones, en los ingenieros comunicándose conmigo y hay muchos temas electrónicos que estamos probando, lo que es muy interesante” ampliaba Button tras bajarse del monoplaza británico. Desde McLaren se intenta a toda costa no levantar la menor expectativa, aunque sí parece que algunos de los puntos débiles de la unidad de potencia han mejorado. “La entrega (de potencia) ha sido muy buena, consistente durante todo el día, sin problemas y muchísimo mejor en las tandas largas que el pasado año”, explicaba el piloto británico.

Eso sí, “hay otras debilidades con el coche que aún deben mejorar, pero ha sido un buen día, estoy razonablemente contento”. Lejos queda plantearse la competitividad última del MP4-31. “Quién sabe, si miras los tiempos dirías que estamos lejísimos, pero no íbamos a conseguir tiempos, sino a hacer comprobaciones. Obviamente, no vamos a ser el coche más rápido de este test, ni probablemente durante la mayor parte del año, pero en la medida en que veamos mejoras, las sensaciones con el coche son buenas y es algo sobre lo que crecer”.

El turno de Alonso

En este sentido, desde McLaren se insinúa que parte de los problemas con el motor Honda podrían quedar atrás. Al menos, con la gravedad de 2015. “No voy a decir nada sobre el motor, excepto que ha rodado, lo que es bueno”, explicaba al respecto Boullier, “creo que ha habido buenas mejoras por parte de Honda. Claramente, están en el buen camino. Han solucionado unos cuantos problemas que nos perjudicaban el pasado año, así que hasta ahora todo va bien”.

Hoy es el turno de Fernando Alonso, su primer día en la temporada 2016, y su programa de trabajo para la jornada está relacionado también con el cúmulo de información generado ayer. “Fernando estuvo en la fábrica la pasada semana y estaba muy contento con lo que ha visto en el coche”, explicaba Boullier, en relación a la satisfacción general con los datos recogidos y su correlación con las simulaciones. “Su nivel de confianza con nosotros es muy bueno. Confía en los números. Le dijimos que pensábamos que responderíamos y estoy contento ahora de informarle que los números responden”.

Sainz: “Hay más potencia”

Carlos Sainz comenzó esperanzadoramente su primera sesión de 2015 ante el número de vueltas acumulado por la mañana, con un motor Ferrari absolutamente nuevo para Toro Rosso. Sin embargo, a poco de comenzar la sesión de tarde, el equipo detectó una anomalía en la caja de cambios que obligó a detener el monoplaza para el resto de la jornada, un contratiempo para Sainz ya que cada minuto en pista es oro en la pretemporada más corta de la historia de la Fórmula 1.

En todo caso, Sainz sumó 55 vueltas y las primeras sensaciones fueron muy positivas en sus primeros kilómetros a bordo del Toro Rosso con motor Ferrari, que incorporaba bastante carga de gasolina durante el día. “Hay más potencia, es todo más simple y menos cambios que hacer en el volante”, explicaba el piloto español. La tardía incorporación del nuevo motor Ferrari ha obligado a una extraordinaria carga de trabajo durante este invierno en Faenza para la adaptación del chasis, incluyendo una importante ampliación temporal de plantilla. Precisamente ,el cambio que falló ayer fue rediseñado para acoplarse al motor de Maranello.

De todas formas, el monoplaza sin decoración que ha rodado ayer es todavía una evolución de la versión 2015. En los próximos días Toro Rosso incorporará nuevos e importantes elementos aerodinámicos como el frontal y otro fondo del monoplaza.