Acoso laboral o ” Mobbing “.

Acoso laboral o ” Mobbing “.

Cada vez son más los casos de acoso laboral que se suceden y no se denuncian, tú puedes hacer que eso cambie.

8984
Compartir
Tiempo de lectura: 2 minutos

Poco se habla del acoso laboral que sufrimos algunas personas, pero cuál es su definición?

Acoso laboral: Trato hostil o vejatorio al que es sometida a una persona en el ámbito laboral de forma sistemática, que le llega a provocar problemas psicológicos y profesionales.

Hoy por desgracia, hay muchas ocasiones y en diferentes puestos de trabajos, en el que el trabajador sufre un acoso por parte de la empresa, de sus superiores o de otros compañeros.

acoso-laboral-2

Hay miles de situaciones en las que se puede ver reflejado estos casos:

  • Separación y aislamiento respecto del resto de compañeros, tanto físicamente como en comunicación.
  • No dar trabajos o tareas arreglo a su nivel de profesionalidad y si los dan, que sean degradantes o correspondientes a categorías inferiores.
  • Sobrecarga excesiva de trabajo.
  • No poder comunicarte con tus superiores o una negativa a todo lo que se pida.
  • Desprestigio profesional.
  • Insultos y ofensas verbales, amenazas y frases discriminatorias.
  • Trato totalmente diferenciado respecto a tus compañeros.
  • Ataques a la vida privada del trabajador.

Hay dos tipos de acoso:

VERTICAL: Acoso provocado por los superiores del trabajador.

HORIZONTAL: Acoso provocado por uno o varios compañeros.

acoso-laboral

Que es lo que puede hacer la persona que está sufriendo estos acosos…

  • Solicitar la cesión de estos actos o comportamientos. Y para el caso del daño moral, reclamar una indemnización por los daños y perjuicios.
  • Solicitar la finalización laboral y por lo tanto, irte de la empresa con una indemnización equivalente al despido improcedente.

acoso-laboral-3

Esta última, no procede por la lesión de un derecho fundamental, si no, que han de alegarse y acreditarse la existencia de un daño indemnizable.

El acoso laboral, al producirse, siempre debe ser comprobable.

Desde aquí quiero animar a todas aquellas personas que están sufriendo algún tipo de acoso en su puesto de trabajo, que sea valiente, que se plante y denuncie.

Ninguna persona se merece que la humillen y desprecien, todos tenemos sentimientos y estas acciones hacen daño. Hay que dar un paso al frente y plantar cara al problema. Tú eres más persona y fuerte que esa otra que te hace daño y la vida imposible. Sé esa persona valiente, que quizá, sin darte cuenta, estas ayudando a muchas otra a denunciar estos acosos.