La NASA descubre un nuevo planeta con tres soles

La NASA descubre un nuevo planeta con tres soles

15124
Compartir
Tiempo de lectura: 2 minutos

La NASA ha descubierto un nuevo planeta con tres soles denominado “HD 131399Ab”, uno de los exoplanetas más jóvenes encontrados hasta ahora ya que, según confirman los astrónomos, tendría en torno a 16 millones de años.

Con una temperatura de 850 Kelvin – 580ºC-, este nuevo planeta, situado fuera del sistema solar, tendría una masa que cuadruplica la de Júpiter y que además, es uno de los más fríos, según los científicos.

Tres soles, uno grande y dos pequeños.

Los investigadores apuntan a que el nuevo exoplaneta cuenta con tres soles, visibles en el cielo, uno muy brillante y dos menos potentes que se encuentran muy juntos.

Según cuentan los científicos, durante una parte del año, las estrellas se encuentran muy juntas provocando un lado nocturno y un lado diurno.

A medida que el planeta orbita, las estrellas se separan llegando a un punto en el que el atardecer de una coincide con el amanecer de otra, que es el momento en el que el planeta está bajo una constante luz solar durante casi 140 años siderales de la Tierra -tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta completa al Sol-.

Tal y como explica un estudio que ha publicado la revista “Science”, “HD 131399Ab” es el primer planeta en una órbita amplia con “nada menos que tres soles” y además explican que su órbita es “por mucho” la más grande en un sistema multiestelar.

Una órbita que supera dos veces la de Plutón –si se compara con nuestro sistema solar- tal y como muestran las imágenes captadas por los astrónomos de la Universidad estadounidense de Arizona.

Este tipo de planetas, que se encuentran en sistemas multisolares son de mucho interés desde el punto de vista astronómico, explican los investigadores, ya que permite averiguar cómo se forman los planetas en este tipo de escenarios.

No obstante, afirman que aunque puedan parecer muy ‘exóticos’ en comparación con nuestra órbita, que se encuentra alrededor de una única estrella, son muy parecidos entre sí.

Tres amaneceres y atardeceres al día.

Se trata, según dice la NASA, de un sistema en el que se podría ver o una luz constante o amaneceres y atardeceres tres veces al día, dependiendo de las estaciones, cuya duración es más larga que la vida humana.

Si el planeta estuviera más lejos de la estrella solar más grande, “sería expulsado del sistema”, tal y como afirma Daniel Apai, asistente del profesor de Astronomía y ciencia planetaria de la Universidad de Arizona.

Sin embargo, dice Apai, los ordenadores muestran que “es muy estable siempre y cuando no se modifique nada en su interior”, ya que pasaría a ser inestable rápidamente.

“Aún queda mucho por observar”, explica Mary Voytek, científico en astrobiología, pero este tipo de descubrimientos ayuda a “posicionar nuestro sistema solar” en un contexto que cuenta con “gran diversidad”.

Un planeta descubierto por SPHERE.

El primer exoplaneta descubierto con SPHERE – un telescopio que responde a las siglas de Spectro-Polarimetric High-Contrast Exoplanet Research Instrument.

Este telescopio se encuentra en el Observatorio en el desierto de Atacama, Chile, que se encarga de buscar planetas alrededor de otras estrellas solares. SPHERE es sensible a las luces infrarrojas lo que permite captar el calor de pequeños planetas y además cuenta con una sofísticada tecnología que permite corregir perturbaciones atmosféricas.