Hacia atrás en la conciliación Laboral.

Hacia atrás en la conciliación Laboral.

Cada vez esta más lejos el conseguir la conciliación laboral - familiar, ya que los políticos una vez más miran hacia atrás y no son capaces de tirar hacia delante propuestas tan importantes como estas.

9478
Compartir
Tiempo de lectura: 2 minutos

Han sido muchos los fracasos debidos a los grandes recortes sociales, pero y sus efectos?. Está siendo una gran recesión, que lamentablemente, ha recaído sobre los políticos y entre un de los tantos asuntos a tratar esta conciliación entre la vida laboral y la familiar.

Esta mencionada y deseada aspiración a regular el horario de la jornada de trabajo, para poder disfrutar del tiempo  de poder dedicar a la familia y a sus necesidades, tanto que nos hablan y nos prometen, de momento la tienen guardada en un cajón, se ve, que para captar votos si la mencionan y a la hora de la verdad, nunca llegan a ponerla encima de la mesa, como recuerdo, otras muchas.

dibujo5pequeno-1200x1032

Pero al final para poder aplicarla, nunca se encuentra en uno de los puntos principales de negociación. Las mujeres tenemos un perfil discriminatorio, que somos, y en mucho mayor número que los hombres, las que acudimos a solicitar la reducción de jornada o la excedéncia para cuidar de nuestros hijos.

Somos nosotras

Somos nosotras las que dejamos aparcadas nuestras carreras laborales y profesionales, siempre que podemos, para poder cuidar de ellos y a la realización de las tareas domésticas. Por desgracia, son pocas las ayudas que nos ofrecen, yo diría insignificantes, con la carga y coste que ello conlleva; hablo de lo económico, esas que nos ayuda a poder  llevarlos a guarderías o escuelas de educación infantil, así que,  acabamos siendo nosotras, las que optamos a sacrificarnos para cuidar de los nuestros, ese coste se reduce y al ser más económico, es una de las opciones que antes cogemos y por ello que tomamos este tipo de decisiones.

1303855204_850215_0000000000_sumario_normal

Lo mejor sería saber, quién pagaría el coste económico de trabajos, que el estado debería de asumir como mínimo parcialmente o en su defecto su totalidad.

Hoy en día es complicado ser madre trabajadora y a su vez dedicar el tiempo necesario a la familia, ni nos dan los medios, ni se les ven con ganas de tirar hacia delante la propuesta.