El concepto de belleza se puede cambiar.

El concepto de belleza se puede cambiar.

Marimar Quiroa, jóven luchadora y ejemplo a seguir que rompe el mito de la belleza.

10720
Compartir
Tiempo de lectura: 2 minutos

Marimar Quiroa, es una chica de 22 años, con un gran sentido del humor, positiva y con ganas de luchar en la vida.

Marimar, tiene un tumor en la cara y como tantas jóvenes de hoy en día le gusta las redes sociales y con su temprana edad, es una youtuber que se ha convertido en un ejemplo a seguir para muchas chicas que sufren bullying o algún tipo de discriminación.

marimar-quiroa-is-a-successful-youtuber

De pequeña, le detectaron un  tumor benigno en el sistema linfático de la zona de la zona cervical ” higroma quístico “. No es un tumor maligno, pero las dimensiones de éste son bastante considerables.

Ha pasado en varias ocasiones por quirófano, con el coste que conlleva cada una de estas operaciones, para ir reduciendo su tamaño; y aún así, esta joven ha tomado la decisión de no pasar de nuevo por una posible última intervención, que podría ser la definitiva, la que le quitase en su totalidad el tumor que la acompaña desde que nació.

Ha estado conectada a un tubo en el esófago, que es lo que le ha permitido respirar, alimentarse a través del estómago y comunicarse con otras personas, mediante el lenguaje de signos. Este último debido a la sordera parcial que padece.

Su sueño ser maquilladora

Esta joven estudia para ser maquilladora, algo que le apasiona y que le ha ayudado a seguir hacia delante y perseguir su sueño, sin llegar a deprimirse. Con lo que, ha decidido, subir videos de maquillaje y hacer de su historia, una motivación para otras.

3747be5800000578-3742955-image-a-29_1471340167617

Es tan seguida, que ya cuenta con miles de seguidores. Pretende hacer cambiar el concepto de la belleza que por desgracia, hoy por hoy está a la orden del día. ” Una cara y/o cuerpo bonito y perfecto no existe, mostrar tu propia belleza, ese es el concepto “.

Los cánones de belleza, provocan situaciones muy lamentables e incluso desagradables, que llegan a ser descriminatorias por desgracia. Es por lo que Marimar, quiere aportar su vivencia para hacer un llamamiento y ser un ejemplo para otras personas.